Lo que me interesa. Sé honesto contigo mismo

 Tu propia honestidad

¿Cuantas veces nos despistamos de nuestro camino?, … de aquel camino que deseas, que quieres vivir, el camino que sale desde la voz de tu alma, esa voz que sabes que siempre te lleva por el mejor de los senderos.

¿Por qué dejas de escucharla?. ¿Qué está sucediendo en ti en esos momentos?. Obsérvalo, sólo así podrás descubrir el POR QUÉ y el CÓMO tomas otros pasos que no te conducen hacia tu propósito. Sólo así podrás tomar conciencia y modificarlo.

Es cierto que en la vida “Todo nos sucede por alguna razón”, todo tiene un mensaje en nuestro camino.

¿Crees que puedes aprender sin el sufrimiento o te aferras a él para crecer y ser mejor persona por saber superar las situaciones difíciles que se te plantean en la vida?. La respuesta que tú des a esta pregunta será la correcta, porque la dirás desde tu momento vital, desde el hoy.

Mi experiencia tanto dentro de las formaciones que realizo para potenciar la inteligencia emocional en las personas, como en las sesiones individuales dónde la intimidad ofrece la posibilidad que afloren muchas situaciones reveladoras, voy descubriendo día a día que “no es necesario tanto sufrimiento”. Los seres humanos estamos programados por nuestra genética para “sobrevivir”, por ello nos merece en muchas ocasiones un mayor esfuerzo el hecho de “ser felices”, porque superamos la gran parte de las situaciones desde el sufrimiento, desde activadores de estrés que chispean en nuestro cerebro más antiguo.

Tú, ¿quieres ser feliz?. Este es un acto de valentía

 

Sé sincero, sé sincera contigo. Ese es es el camino de tu alma, ese es el atajo para poder potenciarte como persona desde la harmonía, desde la fuerza, desde el equilibrio emocional. Desde la sinceridad contigo mismo, contigo misma evitas que crezca tu dolor y aquel que puedes provocar a otras personas. Cuando nos mentimos la bola de nieve se hace cada vez más y más grande, y claro, esta repercute en las demás personas. La sinceridad hacia ti mismo hace que el desencuentro con las demás personas sea menor, porque les hablarás desde tu alma, un lugar desde el que es “imposible” hacer daño. Y si la otra persona lo recibe con dolor, ten en cuenta que será su percepción. No la alimentes, ofrécele lo mejor de ti en ese momento y con esa intención las cosas se pondrán en calma, … para ambas partes.

Hay un poema de la autora Oriah Mountain Dreamer que nos habla de ello, del encuentro con nuestra voz interior, de la mirada hacia la vida, del equilibrio emocional. Y todo parte desde la HONESTIDAD con nosotros mismos.

¿Te atreves a partir de hoy a ser honesto contigo mismo?

¿Qué beneficios te va a aportar?

 Sacha dean Biyan-Eart Pelegrin

Fotografía de Sacha Dean Biyan, del proyecto Earth Pelegrin

 

Te dejo disfrutando de las palabras de Oriah:

“No me interesa saber cómo te ganas la vida. Quiero saber lo que ansías y si te atreves a soñar con lo que tu corazón anhela.

No me interesa tu edad. Quiero saber si te arriesgarías a parecer un tonto por amor, por tus sueños, por la aventura de estar vivo.

No me interesa qué planetas están en cuadratura con tu Luna. Quiero saber si has llegado al centro de tu propia tristeza, si las traiciones de la vida te han abierto o si te has marchitado y cerrado por miedo a nuevos dolores. Quiero saber si puedes vivir con el dolor, con el mío o el tuyo, sin tratar de disimularlo, de atenuarlo ni de remediarlo.

Quiero saber si puedes experimentar con plenitud la alegría, la mía o la tuya, si puedes bailar con frenesí y dejar que el éxtasis te penetre hasta la punta de los dedos de los pies y las manos  sin que tu prudencia nos llama a ser cuidadosos, a ser realistas, a recordar las limitaciones propias de nuestra condición humana.

No me interesa saber si lo que me cuentas es cierto. Quiero saber si puedes decepcionar a otra persona para ser fiel a ti mismo; si podrías soportar la acusación de traición y no traicionar  a tu propia alma…

Quiero saber si puedes ver la belleza, aún cuando no sea agradable, cada día,  y si puedes hacer que tu propia vida surja de su presencia.

Quiero saber si puedes vivir con el fracaso, el tuyo y el mío, y de pie en la orilla del lago gritarle a la plateada forma de la luna llena: “¡¡Sí!!.”

No me interesa saber dónde vives, ni cuánto dinero tienes. Quiero saber si puedes levantarte después de una noche de aflicción y desesperanza, agotado y magullado hasta los huesos, y hacer lo que sea necesario para alimentar a tus hijos.

No me interesa saber a quién conoces ni cómo llegaste hasta aquí. Quiero saber si te quedarás en el centro del fuego conmigo  y no lo rehuirás.

No me interesa saber ni dónde, ni cómo ni con quién estudiaste. Quiero saber lo que te sostiene, desde el interior, cuando todo lo demás se derrumba.

Quiero saber si puedes estar solo contigo mismo y si en verdad aprecias tu propia compañía en momentos de vacío.”

Oriah Mountain Dreamer

Honestidad

 

By | 2018-04-25T10:49:43+00:00 marzo 24th, 2015|INTELIGENCIA EMOCIONAL|0 Comments