“La mayor sabiduría que existe es conocerse a uno mismo”

Palma Yuzz 2014(4)

 

Mi paso por los centros Yuzz de España ha sido muy alentador. Nuevos proyectos, chicos y chicas llenas de ilusión, energía, capacidad y compromiso para llevar adelante su proyecto.

¿Inquietudes? muchas, y precisamente esta capacidad hacen que sean personas muy ricas rompiendo moldes, aportando valores de crecimiento, de mirada hacia su entorno dentro de sus proyectos.

Dentro de “Resiliencia Emprendedora”, la materclass que realizo con a todos ellos, vemos la importancia de la gestión emocional en sus propios proyectos, esa capacidad que realmente todos tenemos pero que a la vez muy poco desarrollamos de manera consciente. Así que el compromiso está en “llevarlo a la consciencia” para saber qué sentimos, qué hacemos con eso que sentimos y cómo lo modificamos si así lo vemos necesario.

 

Desde el espacio YUZZ de Santander, a través de su emprendedor Carlos Hidalgo, han realizado el siguiente artículo que quiero compartir con todos vosotros.¡Muchas gracias!

 

La mayor sabiduría que existe es conocerse a uno mismo

PUBLICADO POR :  2 JULIO 2014 

Por Carlos Hidalgo

Participante de YUZZ Cantabria 

Con frases tan alentadoras como la que aparece en el título comenzamos el pasado 11 de junio la sesión sobre Resiliencia Emprendedora de mano de Raquel Caballero. Y es que, ¿qué es conocerse a uno mismo? Alguna vez te has preguntado ¿qué soy yo? ¿qué quieres ser en el futuro? Nosotros respondimos en parte a estas preguntas mediante una actividad en la que los jóvenes YUZZ tuvimos que pensar en nuestras fortalezas y debilidades (en lo que se refiere a lo personal, laboral, familiar, social e incluso como emprendedores). De esta forma nos dimos cuenta que hay debilidades que podemos compensar con fortalezas y otras,  las que no, que debemos transformarlas en retos, buscando para ello, los medios para superarlos. Un ejemplo simple aquí sería preguntar: Oye, y tú ¿Cómo lo haces? Moraleja: Seguramente a nuestro al rededor hay alguien que tenga nuestra debilidad como fortaleza, él/ella nos puede ayudar.

Después de este ejercicio que nos ayudó a profundizar y conocernos mejor, trabajamos con la ponente distintos casos de emprendedores con los que descubrimos que teníamos más en común de lo que pensamos en un inicio. Un ejemplo fue Gabriel Masfurroll, quien indica que los emprendedores somos visionarios, organizados y con gran capacidad de liderazgo. La combinación de una mentalidad ganadora, es decir saber ganar y perder, transformando las derrotas en retos para hacernos crecer, y  una mentalidad estratega, trabajar en equipo, marcar objetivos, etc. nos ayudarán a potenciar nuestro espíritu emprendedor.  Sobre la mesa, la necesidad de poner en práctica la inteligencia emocional, que de acuerdo con Daniel Goleman nos permite gestionarnos mejor y  gestionar mejor a los que nos rodean.

Raquel Caballero en YUZZ Cantabria

Somos la suma de inteligencia y emoción, ¡nuestro propio cerebro posee regiones específicas para cada campo! Y como buenos “aemprendedores” (un concepto resultado de la suma de aprender + emprendedor) , si queremos conocernos, debemos conocer qué emociones nos condicionan más y qué hacer en consecuencia:

  • Miedo, emoción caracterizada por una intensa sensación de peligro, que normalmente ni nos cuestionamos porqué. Ahora bien ¿y si nos paramos un momento y pensamos? La objetividad es el valor de ver el mundo como es y nos puede ayudar a valorar si la situación se merece tener miedo o no.
  • La tristeza nos carga, nos hace cuestionarnos si queremos continuar… para restarla debemos de aplicar inteligencia. “El significado de nuestra comunicación es la respuesta que obtienes”. Si nos comunicamos y nos rodeamos de un entorno con optimismo, como es lógico, tendremos menos pensamientos tristes.
  • Otra emoción es la rabia, una emoción que resulta que no dura más de dos minutos. Potenciar esta emoción puede sacar a la luz nuestra peor cara. La nuestra y la de los que nos rodean ¿Solución? Paciencia y respirar, tan sencillo como eso.
  • La alegría es una emoción que gusta tanto a nosotros como a los que nos rodean, y es que, el buen humor es el mejor traje que puede lucirse en sociedad.

Este camino de análisis de nuestra emociones nos lleva a la resiliencia: Un valor enseñado desde tiempos de Confucio, que se entiende como la capacidad del ser humano para hacer frente a las adversidades de la vida, superándolas y siendo transformado a su vez positivamente por ellas. Este viaje es también importante para el emprendedor. Cuando comienzas a emprender no todo son facilidades y por eso conviene saber cómo trabajar nuestras emociones. Caminando se hace el camino, y aunque la vida nos ponga piedras y tropecemos, nos levantaremos de un brinco, porque los emprendedores somos expertos en caminar, somos expertos en tropezar y aprender tanto en la caída como de lo que nos levantamos, eso es lo que nos hace resilientes.

Fuente original: http://www.blogyuzz.org/2014/07/la-mayor-sabiduria-que-existe-es-conocerse-a-uno-mismo/ 

 

 

By | 2018-04-25T12:02:20+00:00 julio 7th, 2014|EMPRENDER|0 Comments